Historia del Niño Dios en México

  1. Inicio
  2. Costumbres y tradiciones
  3. Historia del Niño Dios en México

Historia del Niño Dios en México

El Niño Dios es venerado por tradición en México desde que se presentó en el siglo XVI y fue incluido a la cultura con elementos prehispánicos para formar una serie de tradiciones únicas.1​2​ Católicos mexicanos las familias tienen su propia imagen del Niño Jesús, que es venerado y festejado durante la época navideña, especialmente en Noche Buena y el Día de la Candelaria (2 de febrero). Una tradición especial en México es vestir cada año a las figuras del Niño Dios en nueva ropa una para cada presentación que se realiza el Día de la Candelaria. Los ropajes varían ampliamente desde asemejar la vestimenta de los santos, hasta disfraces de la cultura azteca, playeras de equipos de fútbol y más. Además de las imágenes y figurillas regulares hay otras imágenes del Niño Dios que son famosas sólo a nivel local y son honradas a lo largo del año.

Historia

La veneración del Niño Jesús es una tradición europea, con los mejores ejemplos siendo El Niño Jesús de Praga y el Santo Niño de Atocha. Esta tradición fue traída por los españoles a México después de la Conquista española del Imperio Azteca: allí tomó elementos indígenas, y se la considera una de las tradiciones más arraigadas de la religión católica. Parte de la justificación de esto es que los nativos mexicanos ya tenían costumbres donde se representaban deidades en pintura o escultura con ritos dedicados a la reencarnación en dramatizaciones.

Una de las tradiciones más antiguas relacionadas con el Niño Jesús en México es La Pastorela, una dramatización basada en el nacimiento de Jesús. La “Adoración de los Reyes Magos” fue probablemente la primera Pastorela en México que fue organizada por el fraile Andrés de Olmos. Fue escrita en Náhuatl y después se hicieron adaptaciones para la cultura indígena en escritura indígena también. La tradición de actuar escenas del nacimiento de Jesús fue reconocida por Juan de Zumárraga, el primer obispo de la Nueva España, quien ordenó que esta práctica fuera predicada para la evangelización. A partir de ese momento, dichas representaciones comenzaron a variar de localidad en localidad adaptándose a cada región y siendo escenificadas sobre todo por las clases bajas. El tema central de estos trabajos es el pasaje bíblico en el que los Tres Reyes Magos van a Jerusalén, con demonios tratando de interponerse en su camino. En la mayoría de las versiones los demonios son ahuyentados por el Arcángel Miguel u otro ángel, lográndose así que los Reyes Magos lleguen al destino. Los personajes que se incluyen generalmente son pastores, demonios, ángeles y Reyes Magos. Otros personajes que aparecen algunas veces pueden ser María y José, indios, pueblerinos y monjes. Al final de la puesta en escena, todos besan la imagen del Niño Jesús.

Noche Buena

La veneración del Niño Jesús es mucho más intensa durante la época navideña, que inicia oficialmente una semana antes de Noche Buena aproximadamente (con el inicio de posadas y termina el día de la Candelaria, el 2 de febrero. En Noche Buena, la figura del Niño Jesús se coloca oficialmente en la escena del Nacimiento en una celebración que se realiza en casa. Este evento se llama “Arrullar al niño”. La figura es arrullada por una o más de las mujeres integrantes jóvenes de la familia mientras el resto de la familia canta rezos, canciones infantiles y o canciones navideñas. Cada miembro de la familia besa la imagen del Niño mientras se canta. Finalmente el Niño es colocado sobre el pesebre, donde reposará hasta el 2 de febrero.

Esta ceremonia varía según la familia y la comunidad. Por ejemplo, en la comunidad de Dzitnup, en municipalidad de Valladolid, los Mayas, gente que habita ahí tienen su propia variación. Además de colocar el niño en el pesebre, hay un baile llamado “Abraham e Isaac”. Este baile incluye gente que juega los dos papeles principales y los diablos. El baile es acompañado por el sonido de un instrumento pre-hispánico llamado “tunkul”, que es muy similar al “teponaztli” usado en otros estados como Guerrero y Puebla.​

Otra tradición de Noche Buena es que los niños escriban cartas al Niño Jesús, generalmente pidiendo cosas como juguetes o ropa. En Ciudad Juárez, estas cartas también incluyen peticiones como que termine la violencia tan común en dicha ciudad. Hay peticiones como “yo quiero que ya podamos salir a jugar a la calle sin temor; yo que no haya más cholos malos que matan gente; que terminen las matanzas”.

El día de la Candelaria, 2 de febrero, marca el término de la época navideña, los Nacimientos permanecen intactos hasta esta fecha. La preparación para la Candelaria puede empezar el 6 de enero, conocido como Día de Reyes. En este día, un pan dulce de forma de anillo ovalado llamado Rosca de Reyes se comparte. Dentro de la Rosca, hay escondidas una o más figurillas de un niño. Los que encuentran las figurillas tienen la obligación para el día de la Candelaria. Estas obligaciones incluyen comprar los tamales y las bebidas para este día, pero además puede ser señal de un compromiso más serio. Podría significar que la persona elegida debe comprar un vestuario para el Niño Dios de la familia por uno, dos o 3 años.

Cada año, el Niño Dios de la casa se lleva a una misa el 2 de febrero para ser bendecido. Después de la misa, la familia regresa a casa a celebrar, típicamente con tamales, buñuelos, atole y chocolate caliente.3​8​ La tradición remarca que 40 días después del nacimiento de Jesús, María y José llevaron al niño al Templo a presentarlo a los sacerdotes.​

Para presentar al Niño Dios en misa, dicta la tradición que la figura debe llevar un nuevo vestuario. Estos vestuarios pueden variar ampliamente pero la mayoría son las populares. Para aquellos que siguen el compromiso 3 veces al año, la imagen es vestida de blanco para la primera vez en el año, simbolizando pureza. Este es el caso también si la imagen es presentada por primera vez.​ Otros vestuarios populares y tradicionales incluyen Santo Niño de Atocha con báculo y sentado en una silla, “Niño de las palomas” en una túnica blanca con una paloma entre las manos, como San Francisco con sandalias y la túnica café, sosteniendo un animal o el “Niño de las azucenas” con una túnica blanca sosteniendo un ramo de azucenas.​

La necesidad de comprar un nuevo vestuario cada año ha hecho que el mercado de los vestuarios para imágenes aumente. La compra de los vestuarios generalmente comienza a principios de diciembre y continua hasta el 2 de febrero. El vestuario varia desde los muy simples hechos con telas baratas hasta elaboradas creaciones en seda. Los vestuarios más comunes son hechos en seda, satín, algodón y brocados decorados con plata o dorado. Tiendas fijas generalmente venden los vestuarios más tradicionales y los más caros. De cualquier forma, estos vestuarios son más comprados comúnmente en mercados tradicionales llamados “tianguis”​ Aquí, algunos vestuarios más originales pueden ser encontrados, pueden incluir varios santos, vestidos prehispánicos, de mariachis, de jugadores de fútbol y vestuarios étnicos de varias nacionalidades. Vestuarios a la medida también se hacen.​ Algunos sacerdotes desaprueban los vestuarios no tradicionales y piden solo vestuarios blancos.

No se han encontrado resultados.

Menú